¿Una persona sana es un enfermo no diagnosticado?

Escrito el 03-02-2016 16:40:38 bajo la temática Medicamentos

La obsesión por la salud de las sociedades occidentales comienza a llegar a límites insospechados. Una de las consecuencias de este culto por «estar sano» es convertir la industria farmacéutica en uno de los negocios más lucrativos que existen por detrás del comercio de armas o el narcotráfico.

"Chequeo full body". Lo venden como la última novedad en diagnóstico integral y la dirigen a personas mayores de 40 años que quieran hacerse una exhaustiva revisión. Es lo que anuncia un folleto que se puede encontrar en las salas de espera de las clínicas Creu Blanca, prestadores de servicios de la sanidad pública catalana. El coste: 1.600 euros. Pero ¿por qué hacérselo si no estás enfermo ni tienes síntomas preocupantes? "La finalidad es descartar un posible cáncer de colon, de pulmón y de cráneo; cualquier anomalía cardíaca o patología ósea y de columna vertebral, y problemas de la circulación arterial corporal ", dice el folleto.

Este examen "hoja body" es un exponente de la filosofía según la cual "una persona sana es sólo un enfermo no identificado" (concepto formulado en 1994 por el doctor CK Meador en el ensayo The last well person, para alertar de esta tendencia ascendente), una muestra más de la obsesión por la salud a la que han llegado las sociedades occidentales instigadas por un proceso de medicalización ampliamente promovido de forma más o menos directa por la poderosa industria farmacéutica. Y una de las principales consecuencias de este culto por "estar sano" es que, según la ONU (Organización de las Naciones Unidas), la industria farmacéutica es uno de los negocios más lucrativos que existen, ya que es la tercera actividad que más beneficios obtiene a nivel mundial por detrás del comercio de armas y del narcotráfico. El problema añadido es que este negocio se hace a costa de la salud de muchas personas que consumen más medicamentos de los que su cuerpo necesita, con consecuencias que pueden llegar a ser letales.

Hace poco más de un mes, el Consejo de Europa ha constatado la sobremedicación de la población del continente en una alerta que ha lanzado en relación al despilfarro público que se hace en fármacos de escasa eficacia. En concreto, una resolución de la asamblea general de este organismo ha concluido que "muy pocos" de los medicamentos que se han comercializado en los últimos años tienen un efecto terapéutico "real" que responda a las necesidades de salud de la población. La misma resolución, que no es vinculante, se dirige a los laboratorios privados y les exige que publiquen "la totalidad" de los resultados de los ensayos clínicos previos a la autorización de un medicamento, una reivindicación de hace años de las asociaciones de pacientes.

 

Artículo publicado en nuestro blog La Pitjor Epidèmia en el diario de investigación Crític el 3 de febrero de 2015, escrito por Laia Altarriba con el asesoramiento en contenidos de Joan Benach.

Puedes leer el artículo entero aquí (en catalán).

Volver al blog

Compartir

Lo más destacado