Políticas que tu ayuntamiento puede hacer para reducir las diferencias en salud entre los barrios

Escrito el 10-12-2015 10:19:26 bajo la temática Determinantes sociales de salud

Las desigualdades en salud tienen un espejo en nuestras ciudades. ¿Qué relación mantienen el urbanismo con la salud de las personas? ¿Qué políticas se pueden hacer desde los ayuntamientos para reducir las diferencias en salud entre los barrios?

Vivimos más y mejor según donde vivimos. La investigación ha demostrado hace tiempo que, muy por encima de otras causas de tipo biológico, sanitarias o relacionadas con los hábitos, el lugar donde nacemos, y la situación social del territorio donde vivimos, son las variables más importantes que condicionan la esperanza de vivir, la salud y la calidad de vida.

Muchos estudios en todo el mundo constatan estas diferencias territoriales en la salud. Por ejemplo, en la ciudad escocesa de Glasgow, en el barrio de Calton (uno de los más pobres) la población tiene una esperanza de vida de 54 años, 8 años menos que en la India. Por el contrario, apenas una docena de kilómetros al norte de Calton, en la rica zona de Lenzie, la esperanza de vida es de 82 años, una de las más altas de Europa. En Estados Unidos, se estima que la diferencia en la esperanza de vida entre los condados más ricos y pobres roza los 15 años para las mujeres y los 20 años para los hombres. La peor situación se observa en condados pobres del Sur, alrededor de Mississippi, West Virginia y Kentucky, y muy en especial donde viven los pueblos originarios de los Estados Unidos.

El código postal es, pues, más importante para la salud pública que el código genético. En la ciudad de Barcelona esto lo acaba de mostrar este otoño el informe anual de la Agencia de Salud Pública de Barcelona, ​​donde el nuevo gobierno municipal ha presentado públicamente datos que muestran cómo las desigualdades entre los barrios de la ciudad tienen consecuencias directas sobre la salud de la población.

10 años de diferencia en la esperanza de vida

La explicación de estas desigualdades en salud tiene un origen claro: los barrios con indicadores socioeconómicos más desfavorables son también aquellos que presentan peores indicadores de salud. O lo que es lo mismo: a más paro, precariedad laboral, bajo nivel de estudios, más pobreza energética y, también, más enfermedades, afecciones y mortalidad.

 

Artículo publicado en nuestro blog La Pitjor Epidèmia en el diario de investigación Crític el 10 de diciembre de 2015, escrito por Laia Altarriba con el asesoramiento en contenidos de Joan Benach.

Podéis leer el artículo completo aquí: (en catalán)

Volver al blog

Compartir

Lo más destacado