En los últimos 20 años, Médicos sin fronteras ha respondido, mediante su campaña #StopÉbola, a casi todos los brotes de esta epidemia. Llevan trabajando desde que se declaró el primero en marzo de 2014. En la actualidad cuentan con más de 3000 profesionales trabajando en el terreno, concretamente en República de Guinea, Sierra Leona, Liberia y Mali. Han intervenido también en otros países como Senegal, Nigeria y la República Democrática del Congo.