Silvia aterriza en Vallecas, un barrio popular de Madrid, para hacer su residencia en medicina familiar. Llega a un centro de salud muy especial, donde se encuentra con gente que dice cosas como que "hacer barrio" es la mejor manera de estar más sanos.