La maternidad subrogada es legal en India desde el año 2002. Con miles de clínicas de fertilidad en todo el país, este negocio se ha convertido en una fuente de controversia y también de esperanza, para algunas parejas. En Amand encontramos la clínica de la doctora Nayna Patel, donde las madres gestantes son vinculadas a parejas desesperadas por tener una criatura.